Terapia Transgeneracional en Madrid – Entendiendo la influencia de la información que heredamos…

Es una terapia que trata al individuo como un conjunto, físico, mental, emocional y energético, a un nivel familiar e inconsciente, estudiando unos lazos contextuales, culturales y transgeneracionales que condicionan en un momento dado su vida.

Soy-quien-ellos-fueron-por-Ashley-Gilreath-300x247

Terapia  transgeneracional

El concepto es sencillo y complejo a la vez, somos seres sociales y todos pertenecemos a un clan familiar, cualquier cosa que haga uno de sus miembros afecta directamente al resto, de la misma manera que heredamos el color del pelo, de la piel o de los ojos, existe también una memoria celular a nivel biológico y emocional que se va transmitiendo de generación en generación, entre familiares que ni se han conocido.

Cada uno de nosotros nace, crece y aprende en una familia que es nuestro referente, y que nos sirve de espejo para reconocer quienes somos. Para vernos en ese espejo hay que ponerse enfrente, y una forma de hacerlo, es hacer y estudiar nuestro árbol genealógico con toda la información que implica.

Si nuestros familiares cercanos (hasta 4 generaciones, nuestros tatarabuelos) no han podido gestionar sus dramas (muertes, abortos, accidentes, enfermedades, abandonos, rupturas, despidos, etc.), éstas acaban siendo traspasadas a sus descendientes, es lo que se llama fidelidad familiar inconsciente.

Esto es algo biológico y natural. La ciencia de la epigenética ya hoy en día demuestra que los traumas también se heredan.

¿De dónde viene la Terapia Transgeneracional o Psicogenealogía?

Los árboles genealógicos son tan antiguos como la humanidad, pero es en el último siglo cuando se ha profundizado en el estudio de estos y se ha descubierto más sobre cómo podemos sacar información de ellos y utilizarla para entender mejor nuestras vidas, información y patrones heredados que nos determinan el comportamiento, la forma de pensar y actuar de manera inconsciente, repeticiones, fidelidades y creencias heredadas que debemos conocer, entender y transformar para poder evolucionar y ser más libres.

Anne Ancelin Schützenberger

Anne Ancelin Schützenberger

Freud ya trataba estos términos, cuando se refería a la transmisión de generación en generación a través del inconsciente, pero decidió muy conscientemente dedicarse exclusivamente al triángulo edipiano (papa-mama-hijo) y se olvidó del resto de la ascendencia, afirmando que, después de él, ya vendría alguien a realizar las investigaciones pertinentes acerca de los antepasados.

Y así fue… Anne Ancelin Schützenberger, psicoanalista y pionera en Francia de este enfoque, comenzó en los 80 con el concepto de Psicogenealogía en la Universidad de Niza para hacer referencia a los lazos familiares, la transmisión de información y el mundo transgeneracional.

Anne utiliza con sus pacientes como método terapéutico el genosociograma (árbol genealógico con datos específicos e información de la familia, que representa el inconsciente familiar). Es un trabajo de investigación y toma de conciencia de la historia familiar y de cómo esta nos influye, poniendo de manifiesto fechas, acontecimientos, nombres, profesiones y otros datos que nos harán entender, accidentes, enfermedades y conflictos económicos, amorosos o de otra índole. En todas las familias ocurren repeticiones de forma excesiva, grandes injusticias, secretos sin resolver… o “casualidades” en las que la edad en que le dan el diagnóstico de una enfermedad grave a una persona, coincide con la edad en la que un ancestro tuvo un accidente de gravedad; noticias y grandes eventos que siempre ocurren en el mismo mes… y un largo etcétera de hechos que parecen marcar nuestro destino y que la mayoría no se ha puesto a investigar y entender por qué y para qué nos suceden.

Ancelin es autora de títulos imprescindibles en este campo, como ¡Ay, mis ancestros!.

Junto con Anne, Bert Hellinger o Ivan Bozsormeyi Nagy, y otros más como Salomon Sellam o Alejandro Jodorowsky , han investigado y desarrollado la Terapia Transgeneracional y sus vertientes, como la conocemos hoy en día.

¿En qué consiste, cómo funciona la Terapia Transgeneracional?

El estudio transgeneracional parte de la realización del árbol genealógico. Será un dibujo en el que se distinga claramente cada generación, los lazos verticales y horizontales, los hombres y las mujeres, sus vínculos, nombres y apellidos, fechas de nacimiento (dd/mm/aa), fechas de defunción (naturales, muertes prematuras o abortos provocados o espontáneos, etc), otras fechas significativas (de casamientos, divorcios, hechos repetitivos…), profesiones e historias en general, en todas las familias se cuentan historias, pero las más importantes a veces se han contado o a veces no se han contado.

Anotaremos información conseguida a través de los registros civiles o relatada por las generaciones que nos precedieron, incluyendo tanto la rama paterna como la materna, analizando su forma de relacionarse, comportarse, amarse, expresarse, realizarse etc. descubriendo y anotando la “mitología familiar”, la comunicación no verbal, los secretos, las dinámicas ocultas, las creencias, los patrones, las costumbres… Sin buscar nada concreto, escribiendo todo como un investigador que sólo recoge pistas, sin juicio, valoración o suposición, de manera objetiva, para después poder descubrir y tomar conciencia de algunas cosas que en principio no veíamos. Es una recopilación de piezas de un puzzle que iremos uniendo y construyendo poco a poco para finalmente ver la imagen y los detalles del resultado.

Arbol genealógico

Árbol genealógico

Arbol genealógico para terapia transgeneracional

Árbol genealógico para terapia transgeneracional

Hay que preguntar y anotar, nunca temas preguntar! Escribe enfermedades, hechos destacables, guerras, encarcelamientos, ruinas económicas, problemas de herencias, secretos familiares, incestos, engaños, abusos, violaciones, abortos, muertes terribles, maltratos, abandonos, hijos ilegítimos o fuera de matrimonio y otros hechos que quizá podamos ver ahora normales pero que antes nuestros ancestros vivieron de forma vergonzosa o dramática. Hay que conocer y escribir las historias bonitas, lo que siempre ha ido bien y los motivos de felicidad, esto también se hereda y está bien como está, pero lo más importante es el DRAMA, lo que no se ha podido poner en lágrimas, ni en palabras, los silencios, los duelos no hechos, eso que no se expresa… y se imprime, esa fuerte información grabada es la que se transmite a las siguientes generaciones, que de forma inconsciente lo expresan con dolores y conflictos que nos determinan la vida y llamamos destino.

La información y la energía bloqueada, que no se ha expresado y resuelto, que heredamos y tiene la necesidad de sanarse, esa energía tiene todo el tiempo y la paciencia del mundo para lograr su liberación, y va pasando de generación en generación hasta que encuentre la manera de salir.
Muchas veces hay personas que saben que no están bien, pero desconocen de donde les viene ese mal estar, no les ha ocurrido nada en su vida tan grave, ni de adulto, ni en su infancia para estar tan mal o para que las cosas les vayan tan mal… entonces, de donde viene? Por qué y para qué nos ocurre?
Nuestros padres, abuelos, bisabuelos… han vivido una realidad diferente a la nuestra, y aunque veamos todas estas situaciones muy lejos de nosotros y como anécdotas familiares, nuestros ancestros lo vivieron en su propio cuerpo y todo ello ha quedado grabado en la historia, la biología y la conciencia familiar.

Hacer este trabajo transgeneracional, nos hace un poco más libres, saliendo de las repeticiones inconscientes y las “lealtades invisibles” que nos obligan a pagar deudas y sufrimientos que no son directamente nuestros. Siempre debemos entender que cada uno lo ha hecho lo mejor que ha podido, y debemos de tomar conciencia, aceptar, permitir y perdonar para entender y liberar.

Es un proceso maravilloso en el que siempre debemos de trabajar con prudencia y siempre acompañados de un experto que nos guíe, sin obsesionarnos por ver traumas donde no los hay, ni inventar patologías de asuntos familiares que no vienen a cuento, ni dar demasiadas vueltas o ver sincronías donde solo hay coincidencias, (una simple repetición de fechas no siempre tiene que ser significativo).

Una sesión puede durar entre 1 y 2 horas, dependiendo del motivo de consulta. En el proceso emergen sentimientos y se descodifican lazos que unen a la persona con sus ancestros, para comprender las escenas que se jugaron y los escenarios donde los sucesos tuvieron lugar, con el objetivo de poner luz y encontrar posibles orígenes y explicaciones a sucesos del aquí y ahora de la persona.
Es una terapia en la que no hay control, es dejarse llevar por la información de esa gran alma que busca que esas energías bloqueadas se puedan liberar y la energía vuelva a fluir.

El trabajo puede ser terapéutico, generalmente acompañado de alguna otra terapia como puede ser la biodescodificación o puede ser un trabajo sencillamente de crecimiento personal.

Las Constelaciones Familiares son algo similar pero no hay que confundirlas ya que en las constelaciones la persona a no realiza árbol ni trabajo previo, sino que se pone de manifiesto una situación o conflicto a través de otras personas que hacen de actores y representan a distintos miembros de la familia.

Lazos familiares invisibles

Inconsciente familiar

las-4-generaciones-manos

Las 4 generaciones

matrioskas

Información de generación a generación

Beneficios de realizar un análisis transgeneracional
Nuestro árbol, nuestras raíces

Nuestro árbol, nuestras raíces

La terapia transgeneracional o estudio del árbol genealógico se puede hacer de forma general, para conocer sus estructuras y tendencias en el clan familiar, o pueden hacerse consultas individuales sobre temas específicos. El estudio genealógico es de gran utilidad como terapia individual, de pareja y familiar, es un manual de instrucciones de vida y un buen regalo para uno mismo y para las siguientes generaciones.

Se utiliza para entender y cambiar bloqueos en la evolución personal y sobre todo para actualizar creencias y valores y poder actuar libremente en nuestra vida.

Realizar esta terapia es útil y muy efectiva para los siguientes casos:

  • Problemas de salud de todo tipo, con causa sistémica, enfermedades y patologías a veces inexplicables, de origen desconocido, sin solución aparentemente conocida, de nacimiento, lo que los pacientes suelen definir como “de siempre”, etc.
  • Conflictos de pareja (actual, ex-pareja, “nunca encuentro la adecuada”, etc .)
  • Conflictos con los hijos, padres, hermanos u otros familiares
  • Dificultades en las relaciones con otras personas
  • Pérdidas y duelos – Superar sucesos trágicos
  • Orientación en momentos de cambio
  • Adicciones (drogas, tabaco, alcohol…)
  • Destinos difíciles de entender (muertes prematuras, abortos, asesinatos…)
  • Bloqueos para no conseguir éxito económico, profesional, o personal
  • Procesos de adaptación a nuevas situaciones o etapas vitales: jubilación, separaciones y divorcio, desempleo…
  • Otros temas (no quedarse embarazada, adopción, estafas en herencias, tendencias suicidas, anorexia, bulimia, obesidad, problemas sexuales…)

Hay un gran porcentaje de problemas de salud, problemas psicológicos y conflictos en la vida que “se nos dan desde siempre” o que “se repiten hagamos lo que hagamos” y no entendemos que está pasando, muchos de ellos son transgeneracionales y debemos ir a ese origen, a la raiz, de información para corregir el resultado.
El primer y gran beneficio del trabajo transgeneracional se siente con el simple hecho de comenzar a hacer el árbol y la terapia, algo empieza a moverse y a cambiar…

Psicogenealogía y Epigenética

Psicogenealogía

Esta Terapia se diferencia de otras por su rapidez. En la sesión de Transgeneracional sale a la luz y se aborda el verdadero tema causante del problema presentado por el consultante, en oposición a procesos que pueden durar años en otro tipo de Terapias, como el Psicoanálisis. Por eso cada vez más psicólogos, psiquiatras y psicoanalistas se interesan por el Árbol Genealógico como herramienta terapéutica complementaria.

Es una terapia que trabaja directamente con el alma de la persona y con el alma de su unidad familiar, por eso el alcance del trabajo no se limita a la persona que ha hecho su Árbol Genealógico, sino a todo el clan, ya que cuando un elemento del sistema se mueve, inevitablemente todos los demás se tienen que mover y todos se recolocan a su vez, encontrando un mejor equilibrio individual y familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar