MASAJES EN MAJADAHONDA
LLÁMANOS: 630 134 468

En un masaje hay un contacto, una actividad que consiste en manipular, frotar, presionar, golpear, etc. con una técnica y cierto ritmo e intensidad, en diversas partes del cuerpo con fines terapéuticos, estéticos, deportivos…

El masaje puede considerarse una técnica, un arte o hasta una ciencia, que puede ayudar a la relajación muscular, a la mejora de la circulación o del sistema linfático, aliviar dolores, inducir el sueño…

Los masajes pueden cumplir con múltiples funciones. Hay masajes terapéuticos (que mejoran la circulación, contribuyen a recuperar la movilidad y reducen las dolencias),  masajes fisiológicos (alivian el cansancio, etc.), masajes deportivos (preparan al deportista para la competición o estiran y relajan después de ésta), masajes relajantes (brindan confort y regulan la tensión), masajes preventivos (relajan una zona tensa que puede derivar en una lesión), etc.

Es importante que siempre sean realizados por expertos ya que, de lo contrario, pueden perjudicar a quien los recibe.
La relajación es tan sólo uno de los tantos beneficios que puede ofrecer un masaje, y es recomendable siempre acudir a una persona capacitada técnicamente en este campo. Además de la destreza física del masajista, de su forma de hacer contacto con el cuerpo del paciente, existen productos que resultan especialmente útiles en este ámbito, como los aceites esenciales y la aplicación de elementos que aportan frío o calor.